TRAS LA SOMBRA

En el pueblo de Garcia Lorca al final de un rosario de casas bajas hay un acequia del tiempo de los moros donde mi abuelo iba a pescar . Una tarde lo acompañe a ese lugar mientras por el camino iba relatando sus aventuras de pescador de la Vega que rejuvenecido por sus recuerdos recreaba en mi imaginación los seres fantásticos que esconde el reino acuático ,los barbos de enorme tamaño y sin faltar entre sus historias que yo escuchaba con devoción el dia del gran terremoto cuando el rio agitó sus aguas y se rompió durante el temblor de tierra .

El camino que lleva a la acequia morisca estaba surcado de plataneros orientales de corteza descamada que rasgaban sus hojas con el roce del viento y de moreras de tronco nudoso y hojas que destellaban como esmeraldas .

Entre la arboleda surgian los pequeños cortijos algunos de sureña blancura sombreados de parras y coloridos por las madreselvas que escalan por muros de cal blanca. El sol nos seguía entre las copas de los arboles asomándose entre las ramas y en los espacios claros aparecia majestuosa Sierra Elvira como un gigante en la llanura de la Vega

Nos detuvimos en el brazal de láminas de agua plateada donde los cangrejos aceituna se propulsaban como centellas dejando una estela en el barro y las ranas inmutables en sus orilla tomaban el sol sumidas en la calma placentera del murmullo hipnótico de las ondas .

Pero una nube ensombreció el rostro de mi abuelo y el agua se tornó púrpura como el último resplandor de un crepúsculo cuando el sol muere .Su tez perdió el tono oliva de su cara y se le hizo un nudo en la garganta apagándose la vitalidad con la que había llegado y quedo callado en un silencio que traía a su memoria un suceso del pasado.

El sol volvió a salir de entre las nubes y el agua de la acequia se hizo una lámina de estaño bajo la que la vida anfibia reaparecia entre los rizos ondeantes de los berros y me contó un suceso cuando aun era muy joven .

En los años difíciles de la carestía un dia en el ese arroyo de riego pescando cangrejos un vecino envenenado por la religión de sus ideas y subido por la soberbia le puso una pistola en la cabeza y le amenazo de muerte. Aquel dia tuvo suerte aquel pistolero solo perpetró el robo de la cesta de cangrejos pero juró matarlo a la próxima .

Me acabo de despertar de un aletargado sueño aun con el recuerdo caliente de mi abuelo ,la vega de Granada y los brazales repletos de cangrejos y regreso a este tiempo en el siglo XXI donde reina el vacío existencial y el aislamiento detrás de las pantallas .La insoportable soledad hace que todo el mundo ande loco por el reconocimiento ,la búsqueda de una identidad diferenciadora frente a la estandarización en la que a todos nos quieren hacer parecer iguales. Se ha puesto de moda seguir idearios como alternativa a la practica de la religión , la gente como siglos atrás necesita encontrar un sentido a la vida alguna esperanza motivadora en un cóctel que se sirve caliente sin cubitos y sin dios .

Todo hombre tiene una sombra esa parte oscura que nadie ve y que se esconde muy hondo para que nadie lo sepa y que a veces un rayo sol proyecta en todo su espectro en el asfalto como una radiografía . Cuando se puede camuflar entre la multitud aparece guiando el oído de la conciencia y deja aflorar la parte sádica la que no pide cuentas a los remordimientos .

Llegue a saber de aquel pistolero cuando era anciano y que se engrandeció un dia al amparo de la afinidad de sus ideas pero acabado aquel tiempo que le ofreció una ventaja paso toda su vida de jornalero bajo el yugo de un amo nombre con el que se definia en Granada hasta bien entrado los años 80 a las personas que poseían tierras y disponían de trabajo . Se trago su soberbia y orgullo por arrancar remolachas y cortar tabaco a ritmo de látigo .Sumiso pero agazapado porque la maldad nunca se marcha siempre esta esperando a salir en su momento y es cierto la vida nos da la cara que nos merecemos y este tenia la cara que le definia .

No se porque me he acordado de aquel suceso ,habia olvidado aquella historia y hace muchos años que no paso por alli pero siempre tengo presente a los pescadores y cazadores de aquellos años en la Vega de Granada que ahora solo reconozco en fotos en blanco y negro . Eran hombres con un espíritu genuino de libertad, obtenían gran parte de todo lo que necesitaban de aquella exuberante naturaleza de boscosas alamedas y de incontables venas de agua . Vivían próximos a ser salvajes sin pudor viviendo de espaldas al mundo y que importaba si a cambio cada mañana se refrescaban con el agua del rio ,sin necesidad de contar el tiempo y sin rendir homenaje a ningún amo .

Anuncios

LA OPORTUNIDAD

 

Era un trovador que labraba rimas para cimentar versos y las hacía crecer  en bloques de estrofas hasta construir historias . Era un hombre de mediana edad de entradas erosionadas por el tiempo que aun podia usar el peine , un viejo joven con el oficio de cantero de poesía .

Ese dia era su primera vez en un  escenario donde sus estribillos iban a resonar acompañados de los acordes de una guitarra con formas de mujer .Al salir miró al público que le aguardaba y sus ojos centellearon recorriendo  todas sus etapas sin oportunidad y ahora estaba allí delante en su primera vez.

Se quebró su voz al comenzar y temblaron sus manos abrazando la cintura de la guitarra  pero una nota risueña que se soltó de las cuerdas borro el fallo y cantó como nunca había cantado , mirando al horizonte de butacas , rememorando una habitación sin ventanas , tapizada de cartones y un ordenador que hacia las veces de caja de ritmos  ; oía en su interior las voces de desaliento con las que le martilleaban los que no lograron cumplir sus sueños y sintió las angustia de las noches que pasó en vela dudando , pero volvió a su momento recitando sus rimas sobre un escenario por primera vez y su imaginación cambio de rumbo comenzando a navegar  con su melodía hacia sus esperanzas .

Al terminar su canto empezaron a crepitar palmas que se convirtieron en lluvia de aplausos  y bajo la cara la guitarra escondiendo sus manos que aun temblaban con un gesto emocionado en su primera oportunidad .Un alivio reparador recorrió todo su cuerpo acompañado de una relajacion que no sentia desde hacia mucho tiempo y la sensación de ser capaz de todo , entonces titubeando  descargó unas palabras que tropezaron en su boca en un exorcismo a su pasado . Era su primera vez ahora a esta alturas justo cuando sus cabellos se tornaban de plata.

El trovador se despidió agarrando la guitarra  como una espada y se marchó rejuvenecido , despojándose del lastre de los años que lo habian hecho envejecer hasta quedar en la edad óptima ,la de la plenitud  .Detrás del escenario comenzaba el mundo y el entraba como un guerrero ,solo necesitaba una oportunidad para volver a sentir , cambiar de escenario y la necesidad de dejar de estar fuera de juego de ser un outsider .

MALDITO CENIZO

El cenizo es una maleza de los terrenos baldíos sinónimo de olvido , expresión de la decadencia  . Cuando una parcela durante un largo periodo aparece ensombrecida de esta planta y el abandono campa  junto a las malvas no es señal prodiga para su amo . Aprendi de los mas ancianos que “tener cenizo”  era una serie de sucesos encadenados por la mala suerte que pocas veces se endereza .

Y es que cuando llega en la forma sombría de la mala suerte se enraiza y deja esparcidas sus semillas por el suelo y nunca desaparece porque aunque muere vuelve a brotar de la misma manera amarga acompañada de la miseria .

Una vez conocí  a un hombre al que se le planto en su vida el cenizo para no marcharse nunca . Todo arrancó a raiz de un desamor un sentimiento no correspondido o como el decia entendido de distinta forma porque mientras el solo amaba ella solo hacia sexo . A partir de ese momento que se hizo su desdicha cada noche la ginebra era su aliada para soportar su ausencia y aunque pasaron los años la herida no cicatrizo nunca .

Entendía la embriaguez como un culto solemne a Dionisos dios del bebedor de la diversión y lo mundano porque en cada trago de una borrachera hay un anhelo por saborear la vida y la desesperada compañia de la procesión de exvotos que eran tubos de cubalibre y botellines de cerveza . Finalmente el cenizo pudo con el y su vida quedó baldía como un terreno  agrietado por la sequía y oscurecido de la maleza de esas malas hierbas.

Hay dos tipos de borrachos el que bebe para encontrar un sentido y encuentra respuestas  y el pernicioso que busca rellenar un vacío que nunca llena . Para mi amigo el cenizo pudo con el sobrio  porque se enraizaba a su mente y le ahogaba el alma pero nunca pudo con el borracho porque en ese estado se liberaba de la pesada carga de su desdicha y las malas hierbas desaparecían porque en esos instantes era feliz ,era estoico era grande merecedor de todo  .

 

TRATADO BREVE DE LA ENVIDIA

Sumergirse en la Alcaiceria es entrar en un mundo oriental y traspasar las puertas del tiempo para llegar al pasado de la Granada Nazari donde el comercio de la seda era la moneda con la se pesaba en una balanza el oro y las especias . Esta calle ahora zoco árabe conserva el antiguo brillo de mercado andalusí donde se mezcla el olor a incienso y el cuero de Fez y el brillo de la fabulosa orfebrería marroquí que regala las mas exquisitas teteras y bandejas de plata para deleitar un te verde con hierbabuena . Hablar de este rincón de Granada me podría llevar muchas lineas en esa callejuela apretada y estrecha compartí muchas charlas con mi amigo Nasser quien me acercó a su cultura bereber y mi devota costumbre en ese lugar por comprar ámbar y plata y la rica  y fina marquetería de los maestros centenarios de la taracea .

Un dia curioseando por los puestos del zoco el brillo cegador de unas chapas doradas me detuvo ante una espuerta de esparto cargada de manos metálicas . Me llamó la atención las formas sinuosas y arabescas y el precio 250 pesetas. Le pregunte al árabe de la tienda que era ese símbolo y me dijo la mano de Fatima ,tambien Hamsa . Me dijo que era un símbolo protector contra el mal de ojo y la envidia y que en su tierra se colocaba tras las puertas para evitar que el mal entrase .

En ese primer encuentro no considere comprar supersticiones de otras tierras pero años mas tarde cuando comprobé como cierta la existencia de la envidia y el mal de ojo no dude en comprar una aunque fuese como por si acaso .

La envidia puede motivar algunos de los peores sentimientos e impedir el desarrollo tanto personal como el de la persona envidiada .Es tan intensa que produce un gran odio y resentimientos ante las personas que disfrutan de mejor estatus o mejores virtudes .En realidad el envidioso posee una baja autoestima y para contrarrestarla , recurre al sabotaje o hacer correr rumores para desacreditar a la personas envidiada.Por envidia se llega a extremos tan poco éticos como alegrarse de la desgracia de los demás ,como si de una victoria se tratase.El envidioso ve en las virtudes de los demás el reflejo de sus frustraciones.

Hace tiempo llegue a la conclusión de que la “envidia” era la “frustración” provocada por el conjunto de virtudes y cualidades de las personas que deberían ser un punto de referencia . El “mal de ojo” es la “confabulación” de uno o varios envidiosos que se esfuerzan en grupo para crear sinergias que buscan como objetivo hacer la vida imposible al envidiado . Y el llamado  tener “ cenizo” que es la consecuencia del trabajo constante y esforzado de los envidiosos que consiguen crear para el envidiado un escenario pésimo donde se suceden una serie de tribulaciones que el afectado cree “mala suerte”.

España es un pais de envidiosos que carga contra todo lo que sobresalga como excelente solo hay que mirar alrededor para descubrir que hay un amplio halo de mediocridad  . Mientras siga existiendo esa mania por fastidiar de quien se puede aprender y las “capillicas” agrupación de  frustrados que solo buscan anular el progreso poco se puede avanzar . Solo recurrir a la superchería y supersticiones de la magia en una sociedad que nunca aprende y que no deja de ser ese escenario  de pandereta y picaresca ,tierra de reyes y donde el sol brilla menos que la envidia .

 

UN HOMBRE DE HOJALATA

Era un hombre sin cara  ,lo conocí escondiendo su rostro tras una careta azul metalizada  y se hacia acompañar de un  vacío del que salian sus palabras huecas a veces inexplicables en ocasiones frias y siempre distantes   .

Nunca habia conocido a una persona que no pudiera expresar la emoción de un dia gris o el sentimiento que produce una sonrisa ;vivía turbado sin comprender el mundo y se defendía con normas ,normas que el creaba para establecer coherencia entre sus palabras, aunque sus cejas se estrechaban a la par que las conjeturas se producían en su cerebro .

Todo era maquinal en sus gestos mnemotécnicos  , siguiendo una heurística que establecía reglas sutilmente estudiadas para disimular sus errores y su actitud de autómata .

Un dia le hable de la belleza de la poesía y el me contesto con números con el lenguaje que se expresa el universo,predecible y lógico , enumeró la belleza de un campo sembrado de raíces cuadradas y de como crecía una exponencial cuando se alimenta su base ,quise  explicarle que la sugestión de unos versos que emanan de los sentimientos arrancan las mas bellas caricias en el alma . Me miró  incrédulo con sus ojos de metal  ,ni una mueca salió de su semblante rígido atornillado y permaneció callado calculando mis palabras ,  el solo concebía la dualidad booleana ,verdadero o falso ,no podía reconocer la sutileza de la incertidumbre que como una ventana  difusa se abre a la imaginación

Con el tiempo descubrí que era un hombre de hojalata investido de una armadura con la que se defendía de un mundo que no comprendía  y contra el que luchaba para hacerlo como el lo concebía  ideal y propio .

La última vez que le vi arrancó una flor , pensé que seria para apreciar  sus tonalidades y deleitarse de la fragancia de su aroma .  Solo se dispuso a  contar ,rompiendo pétalos con la frialdad de sus dedos mecánicos hasta dejar desnuda la flor y arrancarle toda su belleza ,de ella solo  obtuvo  un número impar y primo solo divisible por si mismo y de resultado “1” el número de los que les gusta pasar por incomprendidos y procesan el contenido de las cosas sin encontrar la belleza .

LA SIESTA

DSCN0255

“Se cuenta que, en otros tiempos, las cigarras eran hombres de ésos que existieron antes de las Musas, pero que, al nacer éstas y aparecer el canto, algunos de ellos quedaron embelesados de gozo hasta tal punto que se pusieron a cantar sin acordarse de comer ni beber, y en ese olvido se murieron. De ellos se originó, después, la raza de las cigarras, que recibieron de las Musas ese don de no necesitar alimento alguno desde que nacen y, sin comer ni beber, no dejan de cantar hasta que mueren .”

Fedro.

Agosto de 1988

Se apresuran las mujeres por el camino marcado por las avenas en el meridiano del verano cuando los campos agostados languidecen pajizos .El coche en el que han llegado se ha vuelto del color de la tierra asfixiado de polvo y raudas se aproximan cargadas con la comida de los jornaleros que esperan bajo la higuera ,  protegidos de los rayos del sol, refrescándose en las palpitantes aguas de murmullo acogedor de la acequia .Gazpacho con unos cubitos derretidos y unas tortillas de patatas para reponer fuerzas es el almuerzo para refrescar al espíritu de la insolación .

Agosto en la comarca del Temple es un erial de trigo aplastado y de páramos que se interrumpen con los olivares y las suaves lomas que se suceden hasta llegar a las tierras de Alhama , bajo un cielo añil pulcro sin nubes y  la melodía incesante hasta hacerse un ruido ensordecedor  de las cigarras que  conversan entre si en un lenguaje que los hombres olvidamos y que se hace eco entre las retamas que sirven de eventuales cobijos para los insectos .

Las cigarras no sestean dicen que la vida es breve para pasar una parte de ella en un sueño  y prefieren hablar o cantar bajo las sombras de las encinas en flor o bajo el cobijo de los olivos cargados de tempranas aceitunas .Solo se vive una vez y las cigarras no duermen  olvidan comer y beber porque ellas solo quieren cantar bajo el sol del mediodía y saborear hasta el último suspiro la vida .

Una vez Aniceto se dejó vencer por la siesta bajo la higuera por la que discurre el agua del brazal y sus ojos se entornaron adormecidos en un profundo sueño ajeno de la conversación de las cigarras .

Cuando despertó tras el tiempo que dura un cigarro se vio extrañado y miró a todos como desconocidos ,sin reconocer el lugar donde estaba ,duro unos minutos su confusión pero cuando nos relató su sueño entendimos que había vivido otra vida .

Narró que en la vida que soñó tenía una familia y no era el peón que ejecuta con su mano la tierra que nunca será suya y agacha la cabeza al paso de un amo  . Hablo de la libertad como la de los abejarucos que colorean el cielo estival y recorren con su cantos los campos después de la siega sin entender que tengan dueño ; en ese momento se derrumbó y lloró con la nostalgia de un mundo perdido  .

Ese día Aniceto se volvió extraño, una melancolía le invadió de la que nunca se recuperaría .Cada vez que encendía un cigarro al amparo de una candela ,su mirada se quedaba perdida con las acrobacias fugaces de las chispas y con los ojos vidriosos  narraba aquella historia que sentía como su verdadera vida ,porque el se creía dormido viviendo en un sueño del que terminaría despertando .

Que momento define la frontera de la realidad y de los sueños, cuando los párpados se caen como goteras insidiosas de Morfeo. Cada hombre tiene mil almas, que al cerrar los ojos despiertan ,y como estrellas fugaces pasan dejando un rastro en el recuerdo ,como la estela del arroyo que surca el páramo y desaparece con el estío . Hay hombres que viven dormidos, porque su verdadera vida la vivieron en un sueño ,sin saber como despertar de los laberintos por donde serpentean los retales de historias y las vidas inconexas . Aguardan los hombres dormidos en la cola de las lagunas del olvido donde desembocan los recuerdos esperando una señal que les ayude a recobrar su verdadera vida ,la que a veces en sueños recuerdan.  

 

¿Qué es la vida? Un frenesí.

¿Qué es la vida? Una ilusión,

una sombra, una ficción,

y el mayor bien es pequeño;

que toda la vida es sueño,

y los sueños, sueños son.

 

Calderón de la Barca (La vida es sueño)

 

SELENE

Una mano blanca ha entrado por mi ventana y se ha quedado posada sobre la mesa en esta noche serena en la que las estrellas conversan haciendo un murmullo de luz y llenan de pecas el rostro oscuro del firmamento .En silencio me he quedado observando al visitante fantasmal que inesperado ha llegado , esperando algún cambio en su brillo espectral , bajo el reloj de pared que chasquea contando el tiempo en la oscuridad .

Repta sigilosa la mano  sobre la mesa , haciéndose larga y trémula  , en esta noche perfumada del jazmín que crece alfombrado sobre el muro  .Fuera se oye el sonido del mar de los cipreses que mecidos por el viento  entonan una letanía que navega en olas invisibles  .

Y la mano avanza al compás del viaje por el tiempo de las agujas del reloj ,hasta tocar mis dedos  proyectando su sombra de luz  . Siento su tacto inerte , la transparencia que va inundado la palma de mi  mano recorriendo su geografía como un haz de luz , hasta que como un relámpago desaparece al paso de una nube .

En silencio he pronunciado su nombre con los labios mudos y las voz apagada , Selene. Me he asomado por la ventana siguiendo un rayo de luna y hay estaba resplandeciente viajando en la noche en su carro de plata .La he vuelto a  llamar por su nombre y he pronunciado en voz alta , Selene .

En otro tiempo cuando aun los hombres vivíamos con los mitos la Luna era una mujer de naturaleza celeste y de nombre Selene . Cada noche cuando su hermano Helios ocultaba la luz del Sol , ella recorría en un carro de plata la bóveda del firmamento , brillando como la Luna .

Así fue como una noche la Luna recorriendo el firmamento se enamoró del pastor Endimión que sucumbió a sus encantos mientras dormía y se rindió a su belleza mortal .Enamorada Selene cada noche visitaba al pastor en su cueva penetrando como una haz de luz ,luminosa y radiante para entregarse como mujer .Pero al ser Endimión un hombre al que el tiempo terminaría por marchitar ,Selene le pidió a Zeus que le concediese un deseo y Endimión eligió dormir siempre joven e inmortal para poder estar siempre  junto a Selene . Desde entonces cada noche Selene entra en la cueva del monte Latmos como un rayo de Luna y reposa como mujer junto al cuerpo dormido de Endimión que permanece inalterable al paso del tiempo .

A punto esta de terminar la noche ya asoman por el horizonte los primeros cabellos rubios del Sol y la Luna rubia se apresura rauda hacia la cueva donde duerme Endimión para estar junto al pastor , para amarlo un día más y acompañarlo por siempre en un sueño de amor eterno .

 

 

 

http://www.biblioteca.uma.es/bbldoc/tesisuma/16276966.pdf

https://verdeandaluztierraoliva.wordpress.com/2017/07/17/selene/