LA INNOMBRABLE

Una vez hablando con Aniceto entre los barbechos que se amarillean  cerca de Cortijo Nuevo, se levantó una inmensa bandada de sisones y su mirada escapó volando con ellos  . Aniceto es un hijo de las tierras del Temple , recortado como un chaparro con la tez oscura de morisco .El siente las tierras de su amo como propias , porque han bebido tanto de su sudor ,que una parte de el llevan dentro, y se imagina libre , como los sisones que  envidia porque vuelan de una parcela a otra ,sin entender que las tierras tienen dueño.

El otoño avanza como una primavera invertida y los escarabajos de pijamas a rayas apuran los últimos  brotes de los hinojos ,los cólquicos adornan los prados de pinceladas malva , a la espera de las primeras lluvias , y la sierra se cubre con su manto  blanco

Aniceto en su juventud amó a una mujer a la que llama la innombrable porque de sus labios  no puede salir su nombre . La dote del jornalero que ara con sus manos la tierra no fue suficiente para satisfacer las miras de una mujer que no encaja en un pueblo  .

Ella se fue a Sevilla con un señorito de capital de rostro atocinado , colocado de secretario en el ayuntamiento . Era casado , primo del cacique de Santa Catarina ,  donde cada verano aterrizaba para dedicarse a perseguir muchachas y beber vino . Su mujer Doña Ana , era una santa que pasaba el dia entre rezos en la capilla , haciendo oidos sordos y la vista gorda , a la vida licenciosa de su marido . Don Amadeo el primisimo , entre juergas y desmadres en los establos , convenció a la innombrable para irse con el y ella aceptó con la vista nublada por el mosto de Huetor .

El dia que ella se marchó, Aniceto regresaba de segar el trigo con la camisa rasgada por la espalda del fustigante sol y la hoz que pendía de su mano como una media luna . La vio por última vez subiendo a la alsina con una maleta de cartón parda . Sus ojos se crisparon y su corazón reventó en mil pétalos de rojo carmesí . Sus labios temblaron cuando quiso pronunciar su nombre y su corazón le dejó mudo cuando quiso llamarla ,desde entonce es la innombrable . Ella voló para no volver ,se marchó lejos del eco del ladrido de lo perros , y de los jaramagos que crecen al pie de las fachadas y tiñen de amarillo las casas . Sin mirar atras , la innombrable subió las escaleras del autobús , con un contoneo sinuoso ya insumisa del recato del pueblo .

Hay noches que para Aniceto la soledad le  embarga y la vigilia se convierte en campeo de insomnio bajo el cielo lácteo de los sueños . Solo le queda el consuelo del paso del tiempo ,en las pajizas tierras que se vuelven de plata con la mirada de las estrellas . Nunca la ha olvidado y a veces Aniceto para recordarla ,madruga muy temprano para ver en la estrella del Alba el brillo  de los ojos de la que una vez amó y de la que nunca pudo volver a pronunciar su nombre .

Cancion recomendable para leer :

Always On My Mind

  La foto esta extraida del wikipedia : https://es.wikipedia.org/wiki/Tetrax_tetrax

2 comentarios en “LA INNOMBRABLE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s