LA INNOMBRABLE

Una vez hablando con Aniceto entre los barbechos que se amarillean  cerca de Cortijo Nuevo, se levantó una inmensa bandada de sisones y su mirada escapó volando con ellos  . Aniceto es un hijo de las tierras del Temple , recortado como un chaparro con la tez oscura de morisco .El siente las tierras de su amo como propias , porque han bebido tanto de su sudor ,que una parte de el llevan dentro, y se imagina libre , como los sisones que  envidia porque vuelan de una parcela a otra ,sin entender que las tierras tienen dueño.

El otoño avanza como una primavera invertida y los escarabajos de pijamas a rayas apuran los últimos  brotes de los hinojos ,los cólquicos adornan los prados de pinceladas malva , a la espera de las primeras lluvias , y la sierra se cubre con su manto  blanco

Aniceto en su juventud amó a una mujer a la que llama la innombrable porque de sus labios  no puede salir su nombre . La dote del jornalero que ara con sus manos la tierra no fue suficiente para satisfacer las miras de una mujer que no encaja en un pueblo  .

Ella se fue a Sevilla con un señorito de capital de rostro atocinado , colocado de secretario en el ayuntamiento . Era casado , primo del cacique de Santa Catarina ,  donde cada verano aterrizaba para dedicarse a perseguir muchachas y beber vino . Su mujer Doña Ana , era una santa que pasaba el dia entre rezos en la capilla , haciendo oidos sordos y la vista gorda , a la vida licenciosa de su marido . Don Amadeo el primisimo , entre juergas y desmadres en los establos , convenció a la innombrable para irse con el y ella aceptó con la vista nublada por el mosto de Huetor .

El dia que ella se marchó, Aniceto regresaba de segar el trigo con la camisa rasgada por la espalda del fustigante sol y la hoz que pendía de su mano como una media luna . La vio por última vez subiendo a la alsina con una maleta de cartón parda . Sus ojos se crisparon y su corazón reventó en mil pétalos de rojo carmesí . Sus labios temblaron cuando quiso pronunciar su nombre y su corazón le dejó mudo cuando quiso llamarla ,desde entonce es la innombrable . Ella voló para no volver ,se marchó lejos del eco del ladrido de lo perros , y de los jaramagos que crecen al pie de las fachadas y tiñen de amarillo las casas . Sin mirar atras , la innombrable subió las escaleras del autobús , con un contoneo sinuoso ya insumisa del recato del pueblo .

Hay noches que para Aniceto la soledad le  embarga y la vigilia se convierte en campeo de insomnio bajo el cielo lácteo de los sueños . Solo le queda el consuelo del paso del tiempo ,en las pajizas tierras que se vuelven de plata con la mirada de las estrellas . Nunca la ha olvidado y a veces Aniceto para recordarla ,madruga muy temprano para ver en la estrella del Alba el brillo  de los ojos de la que una vez amó y de la que nunca pudo volver a pronunciar su nombre .

Cancion recomendable para leer :

Always On My Mind

  La foto esta extraida del wikipedia : https://es.wikipedia.org/wiki/Tetrax_tetrax

EL AROMA DEL TIEMPO

P1020953

Me he despertado con la lluvia golpeando mi ventana con sus nudillos de plata .Aún la ciudad dormía y las casas emitían luces tintineante que en los charcos parecían fuegos artificiales . La lluvia se rompía en el cristal y seguía el marco como una trenza que se precipita hacia el vacío . No me habia dado cuenta de esta estación hasta hoy que me ha llegado el olor a tomillo y tierra mojada ,el aroma del Otoño y el crepitar de hojas secas en cada pisada .

El reloj es una máquina para medir el rendimiento , no es verdad que sirva para medir el tiempo eso solo lo hacen los astros en su movimiento . Vivimos bajo nuestra propia exigencia ,nos explotamos a nosotros mismo por tener ocupado todo los momentos del dia sin dejar espacios en blanco, los instantes de la quietud ,el del sosiego que son los momentos donde se saborea el tiempo y deja de ser acelerado , porque se detiene .

Muchas veces he esperado al crepúsculo que se apaga por el peso de la noche contra las montañas . Me he detenido en las ruinas de un cortijo donde vivía una lechuza que como yo es un pájaro nocturno y juntos esperabamos el ocaso . Por el barranco de agua salada se oían replicar el canto de sueño de las mirlas en los álamos y el cacareo parlanchín de las grajillas que se acomodan sobre las ramas de los tarajes . Se encendían las estrellas y tímidos los conejos pastaban la hierba verde en las lindes de las acequias y mi amiga , la lechuza campeaba por lo olivos con su vuelo majestuoso . La noche con su quietud adormecida transcurría por el movimiento de las constelaciones y el instante no se tornaba una magnitud que un reloj pueda medir sino en una sensación que solo los sentidos pueden percibir ,era el aroma del tiempo .

Cancion recomendada para la lectura :

Enjoy The Silence

 

La foto es mia esta hecha en la Malaha ,Comarca del Temple , Granada