LA OPORTUNIDAD

 

Era un trovador que labraba rimas para cimentar versos y las hacía crecer  en bloques de estrofas hasta construir historias . Era un hombre de mediana edad de entradas erosionadas por el tiempo que aun podia usar el peine , un viejo joven con el oficio de cantero de poesía .

Ese dia era su primera vez en un  escenario donde sus estribillos iban a resonar acompañados de los acordes de una guitarra con formas de mujer .Al salir miró al público que le aguardaba y sus ojos centellearon recorriendo  todas sus etapas sin oportunidad y ahora estaba allí delante en su primera vez.

Se quebró su voz al comenzar y temblaron sus manos abrazando la cintura de la guitarra  pero una nota risueña que se soltó de las cuerdas borro el fallo y cantó como nunca había cantado , mirando al horizonte de butacas , rememorando una habitación sin ventanas , tapizada de cartones y un ordenador que hacia las veces de caja de ritmos  ; oía en su interior las voces de desaliento con las que le martilleaban los que no lograron cumplir sus sueños y sintió las angustia de las noches que pasó en vela dudando , pero volvió a su momento recitando sus rimas sobre un escenario por primera vez y su imaginación cambio de rumbo comenzando a navegar  con su melodía hacia sus esperanzas .

Al terminar su canto empezaron a crepitar palmas que se convirtieron en lluvia de aplausos  y bajo la cara la guitarra escondiendo sus manos que aun temblaban con un gesto emocionado en su primera oportunidad .Un alivio reparador recorrió todo su cuerpo acompañado de una relajacion que no sentia desde hacia mucho tiempo y la sensación de ser capaz de todo , entonces titubeando  descargó unas palabras que tropezaron en su boca en un exorcismo a su pasado . Era su primera vez ahora a esta alturas justo cuando sus cabellos se tornaban de plata.

El trovador se despidió agarrando la guitarra  como una espada y se marchó rejuvenecido , despojándose del lastre de los años que lo habian hecho envejecer hasta quedar en la edad óptima ,la de la plenitud  .Detrás del escenario comenzaba el mundo y el entraba como un guerrero ,solo necesitaba una oportunidad para volver a sentir , cambiar de escenario y la necesidad de dejar de estar fuera de juego de ser un outsider .

Anuncios

PEPE EL DEL TESORO

Conocí a Pepe una tarde de verano siguiendo un camino con bordes de avena que conducían a las ruinas de un cortijo ,ocultado por algarrobos y abrazado por unas chumberas que arañaban su piel de cal blanca .

Era una casona que debió de ser antaño un lagar de los que habitaron estas tierras de viñedos de la Axarquia . Observaba la fachada herida , imaginando sus tiempos de esplendor cuando de entre los escombros apareció una sombra que surgió como una aparición bajo un arco barroco y al salir a luz fue como conocí a Pepe , un legionario sexagenario , delgado de tez curtida y cobriza .Lo conocían en los montes como Pepe el del Tesoro porque a todos los que topaban con el le juraba que en el cortijo existía una tesoro .

En cada atardecer cuando el sol se sumerge en el Mediterráneo , Pepe subía al monte que domina una encina para ver los últimos rayos de luz que hacen emerger por el horizonte las montañas de África y sus ojos se volvían vidriosos de melancolía .

Un dia me hablo de Zoraima , una muchacha de piel canela y de ojos negros como las profundidades por las que brota el agua ,hablaba de ella con la reverencia de un primer amor y describia la redondez de sus caderas como las suaves lomas donde derrochan su perfume las lavandas .

Zoraima era una mujer del desierto , flexible como una espiga que al caminar se contoneaba como un junco .Su pelo , era largo azabache como la crin de una yegua que galopa libre por el tórrido desierto ; Era un volcán de carnes prietas que el ejercicio de la pasión había convertido en una obsidiana del deseo que nublaba la voluntad de los hombres .

Pepe permaneció en la legión de África para ver cada noche a Zoraima en el antro donde ejercía el oficio del deseo y cuando tenía dinero la compraba para que durante unos minutos fuera suya . Ella era su obsesión el motivo de su locura por el que su dinero desembocaba en su entrepierna .

Enloqueció el dia que Zoraima quedó sepultada bajo las arenas del desierto y volvió al cortijo que lo vio nacer . Su equipaje era solo lo puesto ,una foto que no recordaba,la guerrera de soldado y el recuerdo de Zoraima .

Me entristeció cuando recibí la noticia de su muerte .Me asaltaron nuestras conversaciones como un homenaje que le hacia mi recuerdo . Una un tarde de verano volví por el camino que lleva al cortijo y lo encontré hecho un solar y tras un incendio se había despejado de maleza un barranco que ahora tiznado dejaba al descubierto sus secretos. Me llamo la atención en el cauce de la rambla la entrada de una mina en cuyo interior encontré un pozo con una alcubilla de agua y en un lado de la oquedad como un santuario donde se colocan las vírgenes había un relicario de plata apagada por el contacto telúrico con la humedad de la tierra .

El relicario contenía la foto de una muchacha joven de ojos oscuros y pelo negro y un grabado con el nombre de Zoraima . Entonces entendí cual era el tesoro que buscaba Pepe y entendí porque residía en aquella ruina ,entendí que la locura le había hecho olvidar el lugar donde la idolatraba en secreto y entendí que sino se marchó de aquel lugar era por permanecer fiel a su único recuerdo .

Aquella tarde cuando el sol se apagaba en el Mediterráneo subí al monte de la encina donde Pepe cada dia la añoraba . Encontré en el tronco nudoso del chaparro un hueco donde se sentía el alma del árbol y allí deje el relicario y el recuerdo del legionario frente al atardecer donde cada tarde surgen las montañas de África .