SELENE

Una mano blanca ha entrado por mi ventana y se ha quedado posada sobre la mesa en esta noche serena en la que las estrellas conversan haciendo un murmullo de luz y llenan de pecas el rostro oscuro del firmamento .En silencio me he quedado observando al visitante fantasmal que inesperado ha llegado , esperando algún cambio en su brillo espectral , bajo el reloj de pared que chasquea contando el tiempo en la oscuridad .

Repta sigilosa la mano  sobre la mesa , haciéndose larga y trémula  , en esta noche perfumada del jazmín que crece alfombrado sobre el muro  .Fuera se oye el sonido del mar de los cipreses que mecidos por el viento  entonan una letanía que navega en olas invisibles  .

Y la mano avanza al compás del viaje por el tiempo de las agujas del reloj ,hasta tocar mis dedos  proyectando su sombra de luz  . Siento su tacto inerte , la transparencia que va inundado la palma de mi  mano recorriendo su geografía como un haz de luz , hasta que como un relámpago desaparece al paso de una nube .

En silencio he pronunciado su nombre con los labios mudos y las voz apagada , Selene. Me he asomado por la ventana siguiendo un rayo de luna y hay estaba resplandeciente viajando en la noche en su carro de plata .La he vuelto a  llamar por su nombre y he pronunciado en voz alta , Selene .

En otro tiempo cuando aun los hombres vivíamos con los mitos la Luna era una mujer de naturaleza celeste y de nombre Selene . Cada noche cuando su hermano Helios ocultaba la luz del Sol , ella recorría en un carro de plata la bóveda del firmamento , brillando como la Luna .

Así fue como una noche la Luna recorriendo el firmamento se enamoró del pastor Endimión que sucumbió a sus encantos mientras dormía y se rindió a su belleza mortal .Enamorada Selene cada noche visitaba al pastor en su cueva penetrando como una haz de luz ,luminosa y radiante para entregarse como mujer .Pero al ser Endimión un hombre al que el tiempo terminaría por marchitar ,Selene le pidió a Zeus que le concediese un deseo y Endimión eligió dormir siempre joven e inmortal para poder estar siempre  junto a Selene . Desde entonces cada noche Selene entra en la cueva del monte Latmos como un rayo de Luna y reposa como mujer junto al cuerpo dormido de Endimión que permanece inalterable al paso del tiempo .

A punto esta de terminar la noche ya asoman por el horizonte los primeros cabellos rubios del Sol y la Luna rubia se apresura rauda hacia la cueva donde duerme Endimión para estar junto al pastor , para amarlo un día más y acompañarlo por siempre en un sueño de amor eterno .

 

 

 

http://www.biblioteca.uma.es/bbldoc/tesisuma/16276966.pdf

https://verdeandaluztierraoliva.wordpress.com/2017/07/17/selene/

Anuncios