SAPILLO PINTOJO MERIDIONAL

sapillo-pintojo

El sapillo pintojo meridional es un anfibio endémico de la península ibérica . En Andalucia ocupa la parte al sur del Guadalquivir . Es un anfibio distribuido pero en poblaciones dispersas lo que le hace vulnerable en especial por el deterioro de su entorno . Es muy adaptable en cuanto a lugares prefiriendo aguas tranquilas o estacionales .

Presenta actividad durante todo el año ,ante el  frio disminuye su actividad aletargándose y como medida a la sequía estiva enterrándose en un lugar húmedo ,hasta que el tiempo llegue a un estado óptimo para su supervivencia .

Su ciclo reproductivo  se vincula siguiendo la bonanza de la lluvia  . Su reproducción principal es en primavera cuando abundan las lluvias buscando charcas o zonas inundables para hacer su puesta. Si en Otoño  vuelven las lluvias y el clima se presenta templado vuelven a realizar una nueva puesta .

En esas charcas otoñales que  se convierten en un hervidero de vida ,cada dia supone una lucha contra reloj por completar la metamorfosis porque un dia siginifica un poco menos de agua de espacio y de alimento .

Conforme la charca  reduce su perímetro los renacuajos de la periferia quedan varados en el barro seco ,la única oportunidad de sobrevivir es permanecer donde se acumula el agua a condición de que los que queden fuera mueran .

La estrategia por sobrevivir ante la desecación es permanecer en el centro y empujar a los demás hacia afuera . Es una situación dramática en la que persiste una incesante confrontación .Solo unos pocos completaran el desarrollo , los que dejaron al resto sin derecho a vivir.

Si un recurso se hace escaso y su acceso se convierte en competencia la anarquía de la naturaleza no considera la ética como un valor.Sin el orden de la  conciencia reina el egoísmo.

No se si Hobbes tenía la misma afición de mirar los charcos donde culebrean los renacuajos y luchan por el recurso de permanecer en el agua ,pero si tuvo oportunidad de observar a los hombres de su época y escapar de una guerra civil . Como los renacuajos de la charca el pensaba que los hombres en un estado de naturaleza sin un orden establecido ,todos estaban en el mismo derecho por recurrir a un bien escaso por competencia ,la vida asi se convertía en una guerra de todos contra todos Bellum omnium contra omnes porque todos aspiran a poseer un recurso ,aquel que le resulta beneficioso pese al perjuicio ajeno o al prójimo  ,porque el hombre es un lobo para el hombre ””Homo homini lupus est” . La intención y gloria de Hobbes fue la de definir un marco de orden donde no emergiera un estado de naturaleza salvaje a condición de ceder parte de la libertad y la voluntad individual por el beneficio de todos ,aunque ese  control cayese en unas únicas manos que cuidaran de mantener una situación mas segura por medio de establecer reglas en la figura de un rey ,lider o estado .

Dejando a un lado el  contrato social y el Leviatán y siguiendo la práctica de la justicia ética la que todos reconocemos ,en las situaciones que como víctima no nos gustaria protagonizar ,la de no quedar relegado fuera de esa gran charca que se llama sociedad donde todos coletean en busca de una oportunidad , sin desear que la semilla del egoísmo que siempre es el germen de la discordia tenga oportunidad de agarrar . A diferencia de los renacuajos los humanos tenemos conciencia podemos discernir de lo justo y lo que nos nos gustaría  y  empatía para intuir como se pueden sentir los demás ,respetar al prójimo como a uno mismo ,sinónimo de consideración para una mejor convivencia para llegar a ser todos  ranas .

Foto : Agustin Barrajon Minguez

Anuncios

4 comentarios en “SAPILLO PINTOJO MERIDIONAL

  1. Thomas Hobbes, gran filosofo politico. Gracias por traermelo a la memoria. Para Hobbes el hombre en estado natural es antisocial por naturaleza y sólo se mueve por el deseo y el temor…
    Pues no se si es egoismo, inseguridad o ansia de poder pero….que tienes que ir por la vida con los ojos muy abiertos para que no te pisoteen o como tu dices para que no te echen de la charca….vamos que Hobbes no estaba muy equivocado.

    • Que grandes palabras Antoni@ sobre Hobbes y esa atmofera que recrea de incertidumbre y desconfianza . Tienes razon en que seria el temor uno de los principales motivos y para mi siempre el egoismo . El mensaje que hay detras del texto es la cooperacion como triunfo y que con una buena conciencia pensando en lo colectivo sin dejar de lado la libertad indiviudal no haria falta formular leyes de convivencia .

  2. Me ha encantado la comparación, muy original. Una excelente relato sobre la teoría del contrato social. Ahora si veo al sapillo pintojo meridional recordaré a buen seguro tu interesantísima reflexión. Un abrazo enorme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s