TENER CENIZO

El cenizo es una planta de los terrenos baldíos sinónimo de olvido y símbolo de la decadencia  . Cuando una parcela durante un largo tiempo aparece ensombrecida de esta maleza y el abandono campa  junto a las malvas , no es una señal prodiga para su amo . De la expresión “tener cenizo”  los antiguos decían que era una serie de sucesos encadenados por la mala suerte que pocas veces se endereza .

Conocí  a un hombre al que se le instaló en su vida el cenizo para no marcharse nunca . Todo arrancó de un desamor y a partir de ese momento cada noche la ginebra fue su aliado como paliativo para soportar el dolor y aunque pasaron los años la herida nunca cicatrizó. Entendía su embriaguez como culto a Dionisos dios de la diversión y lo mundano porque en cada sorbo de una borrachera hay un anhelo por saborear la vida .Finalmente el cenizo pudo con el y su vida quedó baldía como un terreno  agrietado por la sequía y oscurecido de la maleza de esas malas hierbas.

Hay dos tipos de borrachos el que bebe para encontrar un sentido y encuentra respuestas  y el borracho pernicioso que busca rellenar un vacío que nunca llena . El cenizo pudo con el sobrio pero nunca embriagado porque en ese estado se liberaba de la pesada carga de su desdicha , encontraba un sentido y en esos instantes era feliz ,era estoico .

 

Anuncios

SISIFO ANDALUZ

Baila el fuego bajo la sartén de gachas ,acariciando los bordes con sus abrazos. La cocina de un campesino es como un bodegón donde cuelga la tristeza de las cebollas y donde la vida condimentada con ajos deja un sabor amargo.

Aniceto observa la danza hipnótica de la candela que chispea rompiendo el absorto de sus pensamientos . Pensando cuanto tiene que trabajar ,para pagar la penitencia de haber nacido miserable y ,que sentido tiene su existencia sino alcanza a disponer de mas libertad que el que tiene una paloma.Se siente apresado .

El abrazo de las llamas hace burbujear el guiso y al crujir del carbón se une el acompasado sonido de las burbujas. Se siente absurdo, porque todos los días sube al cortijo para arrastrar la pesada losa del deber, y cuando regresa, vuelve sin nada ,salvo la obligación de comenzar al día siguiente una nueva tarea .Una vida de trabajo , sin mas resultado que acumular miseria .

Aniceto es como Sisifo castigado por los dioses del Olimpo a subir una pesada roca a lo alto de una montaña y cuando llega a la sima cae de nuevo para volver a repetir la misma operacion en un absurdo que se repite toda la eternidad .

Pero Aniceto es libre igual que Sisifo cuando baja de la montaña porque cada atardecer que vuelve al cortijo después de arrastrar el yugo de un arado que comparte con las bestias esta liberado y puede observar los matices de una puesta de sol sin que el sudor tape sus ojos y sentir la brisa del sur que como un bálsamo arrastra cálida el aliento de la tierra de la Malaha ,entoces respira hondo y se deja seducir por el canto de los lejanos alcaravanes que le anuncian la proximidad del descanso de la noche .

CAMINANDO POR EL LADO SALVAJE

NOTA (acompaña la lectura con esta musica de fondo )
Eran los años ochenta en un pueblo del sur de siempre de casas blancas y calles soleadas de balcones inmaculados adornados de coloridos geranios y donde el denso paso del tiempo solo se hace sentir cuando lo pregona la campana de un reloj antiguo .Recuerdo en la taberna de la Soledad a dos hombres que siempre andaban juntos y se colocaban en la esquina redondeada que hacia la barra ,uno era alto y delgado como una espiga de trigo que se encorva rubia acariciada por el viento . El otro era bajito y achaparrado de mejillas encendidas y mirada acaramelada .
 
Trabajaban en un aserradero y cada amanecer iban juntos en bicicleta a la fábrica en la dirección por donde nace el sol que cada mañana se deja resbalar por las cumbres del Veleta . Disfrutaban del trayecto con una cadencia ceremoniosa y ni siquiera la escarcha conseguía apagar la calidez risueña de sus sonrisas . Amanecía y el horizonte de nieve despertaba de la oscuridad tornándose rosa cuando aun los rayos de sol son tibios y de la luz tímida surgía la silueta de los dos compañeros que en la distancia parecían uno .
 
Todos lo sabian y no era un secreto en la taberna de la Soledad ese lugar apartado iluminado tibiamente por una bombilla rubia que luce calva ,fortín de hombres endurecidos de campo y enrarecido de tabaco ,hogar del sediento que desnuda con la mirada un vaso de vino blanco en un cristal tosco y rayado y bucea tomando aire a sorbos siguiendo las simientes de alcohol que serpentean sinuosas.
 
Cuando estaban en la taberna con sus vasos de vino en su esquina que hacia un recodo íntimo, se miraban cómplices buscándose entre el barullo y las nubes de humo de los cigarros de jornaleros y gañanes en ese universo de cazadores furtivos y guardia civil ;no les importaba mirarse con cariño y a nadie le importaba que dos hombres se miraran y se desearan porque ambos eran homosexuales . Nadie juzgaba que se amaran porque si algo tienen los hombres curtidos de sol y campo es que no se meten en la vida de los demás, viven y dejan vivir en paz.
 
Gozaban del respeto de todos porque nadie veía su elección sino lo que ellos eran como hombres . Y asi siguen pasados tantos años cuando sus sienes ya son blancas y sus manos tiemblan cuando se abrazan,compartiendo largos paseos por las alamedas de sombra esmeralda y dejando pasar la vida como el agua que baja de la montaña ,viviendo y dejando vivir

¿QUE ES EL AMOR?

Aristófanes en el “Banquete” para explicar que es el amor recurre a un mito el que habla  del andrógino :

“En un principio los humanos tenían cuatro piernas ,cuatro brazos ,una cabeza con dos rostros ,eran redondos y de una extraordinaria fortaleza . Los había de tres tipos de género hombres ,mujeres y de ambos sexos el andrógino . Al ser muy poderosos trataron de luchar contra los dioses pero Zeus no podia eliminarlos porque los humanos  les  hacían ofrendas y decidió  partirlos en dos   . De esta forma los humanos quedaron divididos en dos partes de un mismo ser que se añoran y se buscan ,los que eran hombres buscan a su mitad masculina ,los que eran mujeres buscan a su mitad femenina y los que eran andróginos si es un hombre busca a una mujer y si es una mujer busca a un hombre .“

El amor seria entonces la búsqueda por encontrar la plenitud original la otra mitad que nos falta  para ser plenos , lo que nos hace sentirnos completos tanto en los fisico como en lo psíquico ese ser redondo con cuatro piernas ,cuatro brazos y dos caras que un dia fuimos .

Y sin embargo a quien le importa ,que importancia tiene porque tanta explicacion para los demas si solo es cosa de dos y todo se reduce a almas que se buscan y se encuentran para complentarse .

Mientras escribía estaba escuchando esta canción de Lou Reed “Walk on the Wild Side” ,caminar por el lado salvaje o hacer lo que a cada uno crea conveniente sin pensar lo que piensen los demás y ese lema de vivir y dejar vivir a los demas en paz .

 

TRATADO BREVE DE LA ENVIDIA

Sumergirse en la Alcaiceria es entrar en un mundo oriental y traspasar las puertas del tiempo para llegar al pasado de la Granada Nazari donde el comercio de la seda era la moneda con la se pesaba en una balanza el oro y las especias . Esta calle ahora zoco árabe conserva el antiguo brillo de mercado andalusí donde se mezcla el olor a incienso y el cuero de Fez y el brillo de la fabulosa orfebrería marroquí que regala las mas exquisitas teteras y bandejas de plata para deleitar un te verde con hierbabuena . Hablar de este rincón de Granada me podría llevar muchas lineas en esa callejuela apretada y estrecha compartí muchas charlas con mi amigo Nasser quien me acercó a su cultura bereber y mi devota costumbre en ese lugar por comprar ámbar y plata y la rica  y fina marquetería de los maestros centenarios de la taracea .

Un dia curioseando por los puestos del zoco el brillo cegador de unas chapas doradas me detuvo ante una espuerta de esparto cargada de manos metálicas . Me llamó la atención las formas sinuosas y arabescas y el precio 250 pesetas. Le pregunte al árabe de la tienda que era ese símbolo y me dijo la mano de Fatima ,tambien Hamsa . Me dijo que era un símbolo protector contra el mal de ojo y la envidia y que en su tierra se colocaba tras las puertas para evitar que el mal entrase .

En ese primer encuentro no considere comprar supersticiones de otras tierras pero años mas tarde cuando comprobé como cierta la existencia de la envidia y el mal de ojo no dude en comprar una aunque fuese como por si acaso .

La envidia puede motivar algunos de los peores sentimientos e impedir el desarrollo tanto personal como el de la persona envidiada .Es tan intensa que produce un gran odio y resentimientos ante las personas que disfrutan de mejor estatus o mejores virtudes .En realidad el envidioso posee una baja autoestima y para contrarrestarla , recurre al sabotaje o hacer correr rumores para desacreditar a la personas envidiada.Por envidia se llega a extremos tan poco éticos como alegrarse de la desgracia de los demás ,como si de una victoria se tratase.El envidioso ve en las virtudes de los demás el reflejo de sus frustraciones.

Hace tiempo llegue a la conclusión de que la “envidia” era la “frustración” provocada por el conjunto de virtudes y cualidades de las personas que deberían ser un punto de referencia . El “mal de ojo” es la “confabulación” de uno o varios envidiosos que se esfuerzan en grupo para crear sinergias que buscan como objetivo hacer la vida imposible al envidiado . Y el llamado  tener “ cenizo” que es la consecuencia del trabajo constante y esforzado de los envidiosos que consiguen crear para el envidiado un escenario pésimo donde se suceden una serie de tribulaciones que el afectado cree “mala suerte”.

España es un pais de envidiosos que carga contra todo lo que sobresalga como excelente solo hay que mirar alrededor para descubrir que hay un amplio halo de mediocridad  . Mientras siga existiendo esa mania por fastidiar de quien se puede aprender y las “capillicas” agrupación de  frustrados que solo buscan anular el progreso poco se puede avanzar . Solo recurrir a la superchería y supersticiones de la magia en una sociedad que nunca aprende y que no deja de ser ese escenario  de pandereta y picaresca ,tierra de reyes y donde el sol brilla menos que la envidia .

 

UN BESO DE POR PRIMERA VEZ

Hace unos dias  sali a observar el cortejo del ánade real en tiempos de nupcias que  refleja un comportamiento que guarda analogías con nuestro ancestro y que nuestra sociedad tecnificada esconde con nuevos rituales . Básicamente el cortejo consiste en el pavoneo de un macho que realiza una especie de baile alrededor de la hembra para exhibirse y si esta considera al candidato sano  se deja hacer por el macho  .

Pero esa tarde tuvo ademas de patos otros acontecimiento que me ha motivado a escribir porque vi una pareja que rondaban la cincuentena dándose una segunda oportunidad en un abrazo que se fundía en “ un beso de por primera vez después de mucho tiempo ” . Puede resultar “ñoña” mi apreciación por el romanticismo de la escena ,al fin y al cabo habia ido a ver el comportamiento de unos patos y la casualidad me ofreció la vista de un beso tímido entre dos personas que intuí se  daban una de esas segundas oportunidades de compartir la vida  . Fue un abrazo fugaz que detuvo una conversación dejando solo el silencio y aunque ya habia oscurecido encontraron la privacidad de un algarrobo que daba sombra bajo una farola del que surgió un beso furtivo casi de adolescentes .

Me sorprendió la sinceridad de ese beso en esta era de Bauman la del amor líquido ,liviano y esporádico ,donde solo se bordea la superficialidad sin lazos sólidos y se proclama el amor efímero pero todavía queda poesía para el amor porque sus miradas eran la de dos náufragos que andaban a la deriva y sus almas se encontraban para complementarse después de mucho tiempo .

 

Hoy he visto un beso de por primera vez , un beso que se enrraizaba a una flor cautiva , que abría el fruto de su boca ,rojo aterciopelado y se abrazaba a unos labios en un beso que esperaba desde de hacía mucho tiempo .

El era un roble viejo de tronco nudoso que pasaba el medio siglo , ella una delicada hiedra suspendida de sus ramas y de edad secreta . Nada mas era eso , solo eso, un beso de por primera vez .

Después de tanto tiempo ,el beso era tímido y se despertaba arrugado con tibieza y dejaba las palabras al final de la conversación por hablar con el lenguaje de las miradas que se pierden en las pupilas pozos profundos en la noche  . Era eso, solo eso ,un beso y nada mas.

Era un beso  de la  ribera de la noche y  trotaba con la alegría del  caballo que sediento se acerca  a la fuente y en su galope se va acelerando el corazón , hasta encontrar las angosturas de dos bocas que se buscan y se encuentran a tientas  . Era eso ,solo eso y los dos quedaron fundidos en un beso de por primera vez ,después de mucho tiempo .

 

Ya animado por escribir y siguiendo un estilo de Ibm Hamz de contar historias encadenadas como en su “Collar de la paloma” ,ejemplar libro del amor en la edad media andalusi ,continué con otra historia esta la oi hace tiempo en esta linea de que el amor tecnológico que nos invade como un sucedáneo de consumo de usar y tirar con obsolescencia no es sino un invento que poco puede hacer cuando nacen los sentimientos .

 

Hace tiempo  una muchacha comenzó a tener sofocos porque sentía acercarse al Amor y la muchacha no quería enamorarse ,no quería sentir ruborizarse el  corazón  galopando alegre sin fatiga ,no queria que pudieran encenderse sus mejillas como las peonias que se abren para recibir a la primavera .

Cerró todas las ventanas de su casa ,atrancó la puerta se encerró en su habitación ,giró la llave de la cerradura hasta siete veces y se metió debajo de la cama con una almohada debajo de la cabeza  para dejar de oir el canto  del Amor . Pero el muy escurridizo se coló por el ojo de la cerradura y lo sintió tamborileando en su corazón y volvió a sentir el sofoco de huir de estar enamorada .

Apagó las velas cuando sintió que el amor dejó de tamborilear y el corazón lo guardaba dormido entonces tomó  todo el aire que pudo y aguantando la respiración y sin hacer ruido dejo al amor bajo la almohada en sus sueños ,cerró la puerta y tapó el ojo de la cerradura para que no pudiera escapar y huyó rauda en un coche de caballos al galope lejos de la casa y del Amor .

Recorrió muchas leguas durante todo el dia y cuando se sintió a salvo lejos muy lejos del engreído, mando detener el carro en una venta rodeada de moreras que sombreaban una fuente que formaba un pequeño lago de agua cristalina de las que emergían pequeños ranúnculos blancos y amarillos .Entre  las ramas del árbol de la seda se oía el canto de un ruiseñor  melódico y puro que hacia burbujear el agua . Pero cuando abrió la puerta se encontró con los  ojos azules de un joven cochero que hechizo su mirada y su corazón comenzó a galopar y sus mejillas se abrieron como dos granadas que se unían al color carmesí de sus labios y el Amor desde aquel dia nunca mas se volvió a separar de ella ,porque nadie ,nadie puede escapar del engreído ,insidioso Amor .

 

 

UN HOMBRE DE HOJALATA

Era un hombre sin cara  ,lo conocí escondiendo su rostro tras una careta azul metalizada  y se hacia acompañar de un  vacío del que salian sus palabras huecas a veces inexplicables en ocasiones frias y siempre distantes   .

Nunca habia conocido a una persona que no pudiera expresar la emoción de un dia gris o el sentimiento que produce una sonrisa ;vivía turbado sin comprender el mundo y se defendía con normas ,normas que el creaba para establecer coherencia entre sus palabras, aunque sus cejas se estrechaban a la par que las conjeturas se producían en su cerebro .

Todo era maquinal en sus gestos mnemotécnicos  , siguiendo una heurística que establecía reglas sutilmente estudiadas para disimular sus errores y su actitud de autómata .

Un dia le hable de la belleza de la poesía y el me contesto con números con el lenguaje que se expresa el universo,predecible y lógico , enumeró la belleza de un campo sembrado de raíces cuadradas y de como crecía una exponencial cuando se alimenta su base ,quise  explicarle que la sugestión de unos versos que emanan de los sentimientos arrancan las mas bellas caricias en el alma . Me miró  incrédulo con sus ojos de metal  ,ni una mueca salió de su semblante rígido atornillado y permaneció callado calculando mis palabras ,  el solo concebía la dualidad booleana ,verdadero o falso ,no podía reconocer la sutileza de la incertidumbre que como una ventana  difusa se abre a la imaginación

Con el tiempo descubrí que era un hombre de hojalata investido de una armadura con la que se defendía de un mundo que no comprendía  y contra el que luchaba para hacerlo como el lo concebía  ideal y propio .

La última vez que le vi arrancó una flor , pensé que seria para apreciar  sus tonalidades y deleitarse de la fragancia de su aroma .  Solo se dispuso a  contar ,rompiendo pétalos con la frialdad de sus dedos mecánicos hasta dejar desnuda la flor y arrancarle toda su belleza ,de ella solo  obtuvo  un número impar y primo solo divisible por si mismo y de resultado “1” el número de los que les gusta pasar por incomprendidos y procesan el contenido de las cosas sin encontrar la belleza .

LA SIESTA

DSCN0255

“Se cuenta que, en otros tiempos, las cigarras eran hombres de ésos que existieron antes de las Musas, pero que, al nacer éstas y aparecer el canto, algunos de ellos quedaron embelesados de gozo hasta tal punto que se pusieron a cantar sin acordarse de comer ni beber, y en ese olvido se murieron. De ellos se originó, después, la raza de las cigarras, que recibieron de las Musas ese don de no necesitar alimento alguno desde que nacen y, sin comer ni beber, no dejan de cantar hasta que mueren .”

Fedro.

Agosto de 1988

Se apresuran las mujeres por el camino marcado por las avenas en el meridiano del verano cuando los campos agostados languidecen pajizos .El coche en el que han llegado se ha vuelto del color de la tierra asfixiado de polvo y raudas se aproximan cargadas con la comida de los jornaleros que esperan bajo la higuera ,  protegidos de los rayos del sol, refrescándose en las palpitantes aguas de murmullo acogedor de la acequia .Gazpacho con unos cubitos derretidos y unas tortillas de patatas para reponer fuerzas es el almuerzo para refrescar al espíritu de la insolación .

Agosto en la comarca del Temple es un erial de trigo aplastado y de páramos que se interrumpen con los olivares y las suaves lomas que se suceden hasta llegar a las tierras de Alhama , bajo un cielo añil pulcro sin nubes y  la melodía incesante hasta hacerse un ruido ensordecedor  de las cigarras que  conversan entre si en un lenguaje que los hombres olvidamos y que se hace eco entre las retamas que sirven de eventuales cobijos para los insectos .

Las cigarras no sestean dicen que la vida es breve para pasar una parte de ella en un sueño  y prefieren hablar o cantar bajo las sombras de las encinas en flor o bajo el cobijo de los olivos cargados de tempranas aceitunas .Solo se vive una vez y las cigarras no duermen  olvidan comer y beber porque ellas solo quieren cantar bajo el sol del mediodía y saborear hasta el último suspiro la vida .

Una vez Aniceto se dejó vencer por la siesta bajo la higuera por la que discurre el agua del brazal y sus ojos se entornaron adormecidos en un profundo sueño ajeno de la conversación de las cigarras .

Cuando despertó tras el tiempo que dura un cigarro se vio extrañado y miró a todos como desconocidos ,sin reconocer el lugar donde estaba ,duro unos minutos su confusión pero cuando nos relató su sueño entendimos que había vivido otra vida .

Narró que en la vida que soñó tenía una familia y no era el peón que ejecuta con su mano la tierra que nunca será suya y agacha la cabeza al paso de un amo  . Hablo de la libertad como la de los abejarucos que colorean el cielo estival y recorren con su cantos los campos después de la siega sin entender que tengan dueño ; en ese momento se derrumbó y lloró con la nostalgia de un mundo perdido  .

Ese día Aniceto se volvió extraño, una melancolía le invadió de la que nunca se recuperaría .Cada vez que encendía un cigarro al amparo de una candela ,su mirada se quedaba perdida con las acrobacias fugaces de las chispas y con los ojos vidriosos  narraba aquella historia que sentía como su verdadera vida ,porque el se creía dormido viviendo en un sueño del que terminaría despertando .

Que momento define la frontera de la realidad y de los sueños, cuando los párpados se caen como goteras insidiosas de Morfeo. Cada hombre tiene mil almas, que al cerrar los ojos despiertan ,y como estrellas fugaces pasan dejando un rastro en el recuerdo ,como la estela del arroyo que surca el páramo y desaparece con el estío . Hay hombres que viven dormidos, porque su verdadera vida la vivieron en un sueño ,sin saber como despertar de los laberintos por donde serpentean los retales de historias y las vidas inconexas . Aguardan los hombres dormidos en la cola de las lagunas del olvido donde desembocan los recuerdos esperando una señal que les ayude a recobrar su verdadera vida ,la que a veces en sueños recuerdan.  

 

¿Qué es la vida? Un frenesí.

¿Qué es la vida? Una ilusión,

una sombra, una ficción,

y el mayor bien es pequeño;

que toda la vida es sueño,

y los sueños, sueños son.

 

Calderón de la Barca (La vida es sueño)